Poderoso caballero es Don Dinero. El Edificio España y su polémica reforma.

El proyecto para reformar el Edificio España presentado por Norman Foster y Estudio Lamela, pretende recuperar los usos originales del inmueble proyectado por los arquitectos Joaquín y Julián Otamendi en 1953, con una superficie total edificable de 67.400 m2, 25 plantas sobre rasante y 3 plantas con 9.400 m2 bajo en el subsuelo.
Se pretende duplicar el espacio destinado a uso comercial pasando de 10.000 a 15.000 metros cuadrados sobre rasante a los que se añadirían parte de la superficie de las 3 plantas subterráneas. El nuevo Edificio España que resultara de esta intervención integral, contaría  también con un hotel de lujo más de 20.000 m2 y el resto de la superficie edificable disponible se destinará a construir 300 viviendas con los niveles más altos de lujo y calidad. El peligro viene del hecho el proyecto está abierto a los deseos, necesidades y exigencias del caso, el proyecto sigue abierto a cambios para ajustarse a las directrices urbanísticas y a los deseos del comprador, el magnate chino Wang Jianlin, propietario del grupo Dalian Wanda, a través de la sociedad Renville Invest. Y ya se sabe, que por el dinero baila el perro.
 Desde el Teleférico de la Casa de Campo Desde la Catedral de La Almudena
La Comunidad de Madrid, obliga únicamente a mantener la fachada y los laterales del Edificio España, permitiendo el derribo del interior. El Banco Santander, por tanto, ya tiene luz verde de la Comunidad de Madrid para iniciar el proyecto de remodelación del edificio, el rascacielos de 117 metros de altura que preside la plaza de España. La intervención, diseñada por Norman Foster y Carlos Lamela, incluye la construcción de un gran centro comercial, un hotel y cerca de 300 viviendas de lujo. Solo resta el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid y su alcaldesa Ana Botella la modificación del Plan General de Ordenación Urbana para que se autorice el comienzo de las obras. Es necesaria la rebaja del grado de protección del edificio por su valor histórico-artístico, desde el nivel 2 estructural hasta el nivel 3 parcial, que obliga, según el Colegio Oficial de Aparejadores, a conservar sólo “aquellos elementos del edificio que lo caracterizan y sirven de referencia para comprender su época, estilo y función”, una rebaja que llegará con toda seguridad.
Desde la Gran Vía Desde Palacio Cibeles
Dictamen oficial de la Comisión Local de Patrimonio Histórico: “Un inmueble muy degradado”
La resolución de la Comisión Local de Patrimonio Histórico, del pasado 14 de marzo, considera viable la consulta previa formulada por el banco Santander sobre la posibilidad de reducir la catalogación del Edificio España, mediante una Modificación Puntual de Plan General de Ordenación Urbana, que autorizaría la demolición parcial y de sustitución, que permitiría revalorizar un edificio muy degradado en los últimos años debido a su inactividad, y añade la comisión, “preservándose las partes del mismo que revisten importancia y que lo caracterizan desde el punto de vista arquitectónico y escultórico. En todo caso, deberá mantenerse la fachada principal a plaza de España y sus alzados laterales, tal y como aparece en la propuesta de análisis de la edificación presentada en la consulta”. la comisión concluye diciendo que, “La comisión no entra a analizar el diseño final de la propuesta presentada, al no ser el momento para pronunciarse, ya que ésta debe ser estudiada con detenimiento durante la tramitación de la Modificación de Plan General que se inicie”. A buen entendedor pocas palabras bastan, y si sabemos leer entre líneas, mucho me temo que en breve, habrá vía libre a la remodelación integral del Edificio España. Y como de costumbre, si este dislate se lleva a cabo, todo se habrá hecho de un modo “absolutamente legal”, para que ni el Santander, ni el magnate chino Wang Jianlin infrinjan la ley. Que la ley lo impide, pues se cambia esa incomoda e inoportuna ley, y a otra cosa. Aquí siempre ganan los mismos. Y si no, tiempo al tiempo.
La plaza de España antes de la construcción del Edificio España La plaza de España y el Edificio España
La historia del Edificio España
El Edificio España, un proyecto de los hermanos Julián y José María Otamendi Machimbarrena, fue desde su finalización y hasta la construcción de la vecina Torre Madrid, el edificio más alto de la capital. Tras la terminación de las obras, ambos edificios continuarían siendo durante muchos años los más altos de Madrid.
Plaza de España Vista aerea de la plaza de España
Construido, con un coste final cercano a los 200 millones de pesetas de la época, por la Compañía Inmobiliaria Metropolitana. Su construcción se realizó entre marzo de 1948 y 1953, según el estilo de la Escuela de Chicago (la Torre de Madrid seguiría las premisas del llamado Estilo Internacional), el edificio España eleva su inconfundible silueta de ladrillo y piedra caliza, con su portada neo barroca, en el lado norte de la plaza de España, justo donde termina la Gran Vía, en el lugar que antes habían ocupado las huertas de Leganitos.
El final de la Gran Vía con el solar del Edificio España La plaza de España con el Edificio España en construcción
Un símbolo de la ciudad de Madrid que en su momento pretendía mostrar de cara al exterior, la prosperidad y el bienestar que España estaba alcanzando bajo el régimen del general Franco: España había dejado de ser un país empobrecido incapaz de superar una sangrienta y trágica Guerra Civil y una no menos dramática posguerra. Ya se sabe cómo les gusta a las dictaduras el auto bombo.
Edificio España El Edificio España en constucción
Su enorme estructura responde a la moda, entonces revolucionaria, del edificio-ciudad tan habitual en la actualidad. Mastodónticos edificios con enormes espacios, capaces de dar cabida a todas las actividades propias de la vida cotidiana, todo dentro de la más rabiosa modernidad. Se trataba de no tener necesidad de salir del edificio, todo era posible llevarlo a cabo en su interior. 25 plantas laberínticas con viviendas, oficinas, galerías comerciales, bares cosmopolitas y un hotel, el lujoso Hotel Plaza, sobre un solar de 4.600 m2, con un  volumen total edificado de aproximadamente 200.000 m3, repartidos entre sus 28 plantas. En su época de mayor esplendor y actividad, contaba con 5 accesos y 32 ascensores que permitían un rápido acceso a todas las zonas del edificio, 300 oficinas, 184 apartamentos, el ya mencionado hotel y una galería comercial con 34 localesademás de un restaurante y una piscina en la planta superior.
Trasera del Edificio España
En la actualidad, con 61 años cumplidos sobre sus cimientos, el Edificio España tan solo es una triste sombra de lo que fue, un gigante con estructura de hormigón del que se decía que rompía el horizonte del cielo madrileño, al que los madrileños bautizaron socarronamente como el “edificio taco”, ya que debido a su enormes dimensiones, todo aquél que lo veía por primera vez, ya fuera madrileño o visitante, soltaba un expresivo y sonoro taco.
Piscina del Edificio España Portada Neo barroca del Edificio España
Pero el paso del tiempo es implacable y no perdona ni a los mejores. Cerro el hotel, el restaurante y la piscina desaparecieron, los apartamentos comenzaron a quedarse vacios y la galería comercial languideció, lenta pero inexorablemente. Tan solo algunas oficinas permanecieron ocupadas, pero el mantenimiento y la conservación del edificio resultaba muy costosa y por tanto, inviable.
Edificio España
El Edificio España ya no interesaba, había perdido todo su poder de seducción y todo su glamour.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Madrid desde las alturas. Los mejores miradores y terrazas de la capital de España – 4ª Parte.

Las temporales de Palacio. De Caravaggio a Bernini. Obras maestras del Seicento italiano en las Colecciones Reales.

El Paseo de la Castellana o las heridas del tiempo.